sábado, 16 de julio de 2016

Cheeky chocolate


Shopkins... shopkins...
En mi cabeza, estoy tarareando la canción, jeje. ¿Sabéis qué son los Shopkins? A ver cómo lo explico... son muñecos que representan cosas que se compran en las tiendas, que tienen a su alrededor un gran merchandising (como todo hoy en día, la verdad) y que cuestan un pastizal para lo que son a mi peque le encantan desde que los vio en uno vídeos de Youtube, así que decidimos ponernos "clay a la obra" y hacer nuestra propia versión.
Su favorito (y el mío también, la verdad) es Cheeky Chocolate, una tableta de chocolate muy graciosa, y fue por el que decidimos comenzar.
Lo primero, y más importante: acondicionar la arcilla. En este caso, fimo soft (que ya de soft sólo tiene el nombre) color chocolate


Me encanta ver lo minucioso que es cuando hacemos manualidades juntos. 
He perdido las fotos del proceso, pero si os interesa, decídmelo y hago un tutorial (así de paso hacemos un Cheeky chocolate blanco, jeje)
Una vez terminado, al horno.
Al peque le encanta el resultado, y  mi también, aunque no es de lo mejor que he hecho, para mí es de lo más especial, porque lo hemos hecho juntos.
Y juntos nos vamos a desayunar (también ha ido al cole, escondido en la mochila del peque... al Cheeky Chocolate le gusta viajar y ver mundo)
"¡Hola a todos! Soy Cheeky Chocolate y estoy encantado de conoceros"


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede que te gusten...

Puede que te gusten...