sábado, 5 de agosto de 2017

Juego para el peque

Seguimos con las entradas conjuntas con mi mayor; otra vez, manualidades a dos manos (o a cuatro, realmente)
Tubos de papel de cocina + unas bolitas de corcho = juego para entretener al peque mientras mami cose.
Sé que me repito, pero lo mejor de estas manualidades es que disfrutan los dos: el mayor pintando y estando con mami, y el mediano jugando con el juego y con su hermano.

El soporte es el marco de un cuadro, que aquí no se tira nada (aunque a veces, debería, que los materiales para hacer manualidades se van acumulando y no hay tiempo para todo)
 R. pintó los tubos de cartón con las pelotas a juego (hay que ver el juego que nos dan las bolas de corcho), y yo hice el recipiente para guardarlas aprovechando una caja vacía de cartón y papel de regalo que no daba para envolver un regalo "normal".
El búho es el último resto de una tela laminada (no llega a ser hule) de la que compraba en el mercadillo, en aquella maravillosa época en la que en mi pueblo vendían telas en el mercado de los sábados.
 Para pegarlos, pistola de silicona caliente, que no sé qué haría yo sin ella. 
Una vez montado, se coloca  con un alambre del propio soporte (de cuando llevaba un cuadro, o una foto) aprovechando los pomos de la cómoda. Más sencillo, imposible. 

El juego es simple: el peque mete las bolas en los tubos, cada una en su color. Debajo ponemos una caja para que las bolas no salgan corriendo por la habitación (aunque eso también es divertido). La verdad es que le ha dado ratitos de juego, desde que tenía 18 o 15 meses (no recuerdo bien, pero el juego se hizo en agosto del año pasado. y todavía lo usa a ratos cuando sube)

Por cierto, como he dicho al principio, guardamos los tubos de papel higiénico y de cocina para hacer manualidades con ellos, así que si tenéis ideas para usarlos, somos todo oídos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede que te gusten...

Puede que te gusten...